Por - 20/08/2007 - 00:00

Enzo Francescoli

  
El jugador que fue ídolo, el ídolo que es leyenda. El primer jugador de fútbol al cual se lo homenajeó con una estatua de cuerpo entero en vida. La vida de Enzo Francescoli como jugador en River si divide en dos: una primer etapa de 1983 a 1986 y una segunda etapa de 1994 hasta que el 1° de agosto de 1999, tras un emotivo partido homenaje de despedida, Enzo dijo hasta luego. Y es así como todavía estamos esperando para volver a ver en algún momento a Enzo sentado en el banco dirigiendo a un River seguramente campeón.

Como jugador con River ganó todo, o casi todo. Nos regaló nuestra segunda Copa Libertadores en 1996, la primer Supercopa en 1997, campeonatos locales en casi todos los años que jugó con la banda roja en el pecho. Lo único que quedó en el tintero en su trayectoria (al menos como jugador) fue la Copa Intercontinental.

El flaco, o simplemente el Enzo, fue un fiel continuador de la estirpe riverplatense: elegancia, precisión, habilidad, coraje, destreza, hombría, todas esas virtudes en su persona significan lo que realmente fue, INMENZO.

Últimos videos

Último Partido
River Plate vs. Libertad (Paraguay)
Copa Sudamericana 2014
Jueves 23/10
Encuesta
Los tres juveniles de ataque la están rompiendo, ¿cuál debe ser el primer suplente de Teo y Mora?
Ver todas las encuestas