Por Pablo Desimone - 25/01/2010 - 12:31

Porelorti II, el regreso

(A Fernando Peña y sus personajes Porelorti y Palito, a los genios bosteros de Serrat y Sabina, con el mayor de los respetos). No jugó “Lamela”, que es más fino, más riverplatense que el “chupala” del Dios pecaminoso de Fiorito. Pero en honor, a tanta politiquería de cuarta se hizo presente el fantasma del diputrucho Orestes Porelorti. El rey de la sanata y de las promesas incumplidas, movió la banelcu y terminó con las discusiones sobre los D.N.U. Dijo:¡Basta!. “Yo, como dirigente conservador nacional y popular no puedo permitir tanto cabaret, tanta indisciplina. Afuera el Coco. Y que Bianchi haga lo que tiene que hacer.  Se dedique a dirigir un equipo de country. Esta es una cuestión de estado. Al final estábamos mejor cuando reinaba Mauricio, que aunque es nuestro rival en la Ciudad, que se jodan por ineptos y se coman esta mandarina”.

Orestes Porelorti, a quien considerábamos desaparecido luego del fallecimiento del gran Peña, volvió para desgracia de Paulita. La chica de Sabina, la que viaja de González Catán a la Bombonera. Esa a quien la Virgen de los Vientos terminó levantándole la pollera a los Borrachos. Tanto era el desánimo de la 12, que ni para mirar nalgas estaban. Y al Nano: ¡miralo a Messi…la,la…la,la,la!, o a Zlatan, que la sueca le cae mejor. Porque ese invento, ni de trapo de piso, lo pueden usar ya.

Gracias Porelorti, por el regreso. Pero más que nada por hacerlos “morir con su propia medicina”. Pegando criminalmente como lo hizo todo el partido Ibarra. O la plancha asesina de Medel y la mala leche de Erbes. Gracias, aunque hubo mucho de mérito propio de seguir buscando por abajo y remontar el resultado gracias a “la manito de Dios” y la carrera imparable de Bou (tiene un arranque demoledor, debe perfeccionar la
definición). Igual que Funes Mori, cada vez mejor, explotando muy bien los espacios pero errático en la dieciocho.

Igual, que más pedir. Verano superclásico a pedir de nuestra gente. Ganándole con baile en la Feliz y a lo Boca, como tantas veces nos dolió, desde los 12 pasos en Mendoza. Con un Vega gigante y un Sodero, que le sobra talento para trabajar con los arqueros. Bien Astrada y Hernán. Y toda la dedicatoria a Dieguito Buonanotte, que lo escuchamos mucho mejor.

Cuando nadie lo esperaba, regreso Porelorti. Y produjo un terremoto- a propósito, solidaridad con el pueblo de Haití- . Ni Basile, ni el celular de Dios, ni Alves entienden que pasó. Encima el cantante de lentos “arrugo” y el gran titán está más confundido que cuando peleaba con la Momia. Desde el cielo, gracias, Peña, por mandarlo a Porelorti estas dos semanitas. Palito debe estar que arde. “¿Viste viejita, que en estas cuestiones caprichosas del destino la suerte cae  también del lado de los buenos?

Dale loco, hacete de River, que acá hay deliro y carnaval. No ves que estos pibes están creciendo y tienen hambre, como vos. ¿Qué te váa a quedar con esos caretas?
Aguante, el Millo, papá.

Imagen: Fotobaires.

Últimos videos

Último Partido
Lanús vs. River Plate
Torneo de Transición 2014
21/09/2014
Encuesta
De cara al Superclásico, ¿debería volver al equipo Eder Álvarez Balanta?
Ver todas las encuestas
Porelorti II, el regreso - River Plate - La Pagina Millonaria - Sitio 100% No Oficial
Por Pablo Desimone - 25/01/2010 - 12:31

Porelorti II, el regreso

(A Fernando Peña y sus personajes Porelorti y Palito, a los genios bosteros de Serrat y Sabina, con el mayor de los respetos). No jugó “Lamela”, que es más fino, más riverplatense que el “chupala” del Dios pecaminoso de Fiorito. Pero en honor, a tanta politiquería de cuarta se hizo presente el fantasma del diputrucho Orestes Porelorti. El rey de la sanata y de las promesas incumplidas, movió la banelcu y terminó con las discusiones sobre los D.N.U. Dijo:¡Basta!. “Yo, como dirigente conservador nacional y popular no puedo permitir tanto cabaret, tanta indisciplina. Afuera el Coco. Y que Bianchi haga lo que tiene que hacer.  Se dedique a dirigir un equipo de country. Esta es una cuestión de estado. Al final estábamos mejor cuando reinaba Mauricio, que aunque es nuestro rival en la Ciudad, que se jodan por ineptos y se coman esta mandarina”.

Orestes Porelorti, a quien considerábamos desaparecido luego del fallecimiento del gran Peña, volvió para desgracia de Paulita. La chica de Sabina, la que viaja de González Catán a la Bombonera. Esa a quien la Virgen de los Vientos terminó levantándole la pollera a los Borrachos. Tanto era el desánimo de la 12, que ni para mirar nalgas estaban. Y al Nano: ¡miralo a Messi…la,la…la,la,la!, o a Zlatan, que la sueca le cae mejor. Porque ese invento, ni de trapo de piso, lo pueden usar ya.

Gracias Porelorti, por el regreso. Pero más que nada por hacerlos “morir con su propia medicina”. Pegando criminalmente como lo hizo todo el partido Ibarra. O la plancha asesina de Medel y la mala leche de Erbes. Gracias, aunque hubo mucho de mérito propio de seguir buscando por abajo y remontar el resultado gracias a “la manito de Dios” y la carrera imparable de Bou (tiene un arranque demoledor, debe perfeccionar la
definición). Igual que Funes Mori, cada vez mejor, explotando muy bien los espacios pero errático en la dieciocho.

Igual, que más pedir. Verano superclásico a pedir de nuestra gente. Ganándole con baile en la Feliz y a lo Boca, como tantas veces nos dolió, desde los 12 pasos en Mendoza. Con un Vega gigante y un Sodero, que le sobra talento para trabajar con los arqueros. Bien Astrada y Hernán. Y toda la dedicatoria a Dieguito Buonanotte, que lo escuchamos mucho mejor.

Cuando nadie lo esperaba, regreso Porelorti. Y produjo un terremoto- a propósito, solidaridad con el pueblo de Haití- . Ni Basile, ni el celular de Dios, ni Alves entienden que pasó. Encima el cantante de lentos “arrugo” y el gran titán está más confundido que cuando peleaba con la Momia. Desde el cielo, gracias, Peña, por mandarlo a Porelorti estas dos semanitas. Palito debe estar que arde. “¿Viste viejita, que en estas cuestiones caprichosas del destino la suerte cae  también del lado de los buenos?

Dale loco, hacete de River, que acá hay deliro y carnaval. No ves que estos pibes están creciendo y tienen hambre, como vos. ¿Qué te váa a quedar con esos caretas?
Aguante, el Millo, papá.

Imagen: Fotobaires.

Últimos videos

Último Partido
Lanús vs. River Plate
Torneo de Transición 2014
21/09/2014
Encuesta
De cara al Superclásico, ¿debería volver al equipo Eder Álvarez Balanta?
Ver todas las encuestas