Por Alejandro Lopez Mateo - 30/10/2012 - 10:34

La increíble historia del chancho Riquelme

Chancho Riquelme - River vs Boca
RIQUELME. Así fue bautizado el inflable por los hinchas de River. (FOTO: José María Losada | La Página Millonaria)

(Incluye fotos y videos) El inflable que prepararon los hinchas de River para agasajar a Boca esconde una trama desopilante: nació con Roger Waters, tuvo un bautismo popular y, después de volar desde Núñez al mundo, ¡terminó preso!

No vaticinó ningún resultado deportivo, pero al igual que el pulpo Paul o el burro Andrés, tuvo un surgimiento irrisorio, alcanzó la fama internacional y cayó en desgracia abruptamente. Se trata de Riquelme, el chancho xeneize que el domingo pasado se convirtió en el gran protagonista del Superclásico.

Su historia empezó a gestarse varios meses atrás. Más precisamente en marzo, cuando el equipo de Almeyda aún andaba a los tumbos por la B Nacional. Un grupo de hinchas de River fue a ver a Roger Waters durante su paso por Argentina y se quedaron fascinados con el chancho que -con inscripciones políticas- sobrevoló el Monumental en pleno recital.

Ahí nomás, ese grupo de hinchas se juró repetir la escena para la próxima vez que River recibiera a Boca en el Monumental. Como para seguir con el historial de inflables superclásicos que empezó en el 2008 con un Angelito Labruna y siguió en el 2010 con dos hinchas xeneizes prácticamente desnudas.

Entonces, después de diseñar el chancho en cuestión, llegó la hora de la confección y el apremio del tiempo. Según le confesaron a La Página Millonaria, la idea era que el inflable tuviera los labios pintados y alguna otra maldad que mejor ni contar. Pero entre las complicaciones del diseño y la falta de tiempo, se optó por simplificar la cargada a un simple chancho bonachón.

Ese que fue adoptado rápidamente por los 60.000 hinchas de River que colmaron el Monumental. Apenas el inflable empezó a elevarse producto del helio, tuvo un bautismo popular: "Riquelme, Riquelme", explotó la gente de River, mientras los hinchas de Boca no entendían qué era lo que pasaba. Claro, todavía no habían visto nada.

Recién unos minutos después, cuando el porcino Riquelme asomó su hocico por la Centenario alta, la tribuna visitante quedó atónita, perpleja, sin poder creer que un chancho gigante con la camiseta de Boca los sobrevolara. Ahí, el "Riquelme, Riquelme" volvió a tronar con fuerza por todo el Monumental.

Folclore, ingenio, fiesta. Un clásico de la gente de River en cada Superclásico. Lástima que aquellos que trabajan de hacer del fútbol un verdadero drama no lo hayan entendido de la misma manera: "Por favor, bajar al chancho, de lo contrario no comenzará el segundo tiempo", pidieron por altoparlantes -y en medio de las carcajadas de todo un estadio- los encargados de brindar seguridad.

Pero no contentos con ello, una vez que los hinchas de River desinflaron el chancho en la San Martín baja, la Policía incautó a Riquelme y se lo terminó llevando preso. Sí, insólito, increíble. En especial, porque en ese mismo momento en el que la Policía se ocupaba de semejante ridiculez, los empleados de la seguridad privada del club recibían una tremenda golpiza por parte de la barra de Boca. Poco importó, para esa altura los medios del mundo ya hablaban de la fiesta de River y el inolvidable chancho Riquelme

Todas las fotos del chancho y la fiesta del Superclásico, acá.

Mirá el video del chancho Riquelme:

El chancho que usó Roger Waters en el Monumental:

Últimos videos

Comentarios

Último Partido
Quilmes vs. River Plate
Torneo de Transición 2014
07/12/2014
Encuesta
¿Cómo evaluás el primer año de gestión de D'Onofrio como presidente?
Ver todas las encuestas
La increíble historia del chancho Riquelme - River Plate - La Pagina Millonaria - Sitio 100% No Oficial
Por Alejandro Lopez Mateo - 30/10/2012 - 10:34

La increíble historia del chancho Riquelme

Chancho Riquelme - River vs Boca
RIQUELME. Así fue bautizado el inflable por los hinchas de River. (FOTO: José María Losada | La Página Millonaria)

(Incluye fotos y videos) El inflable que prepararon los hinchas de River para agasajar a Boca esconde una trama desopilante: nació con Roger Waters, tuvo un bautismo popular y, después de volar desde Núñez al mundo, ¡terminó preso!

No vaticinó ningún resultado deportivo, pero al igual que el pulpo Paul o el burro Andrés, tuvo un surgimiento irrisorio, alcanzó la fama internacional y cayó en desgracia abruptamente. Se trata de Riquelme, el chancho xeneize que el domingo pasado se convirtió en el gran protagonista del Superclásico.

Su historia empezó a gestarse varios meses atrás. Más precisamente en marzo, cuando el equipo de Almeyda aún andaba a los tumbos por la B Nacional. Un grupo de hinchas de River fue a ver a Roger Waters durante su paso por Argentina y se quedaron fascinados con el chancho que -con inscripciones políticas- sobrevoló el Monumental en pleno recital.

Ahí nomás, ese grupo de hinchas se juró repetir la escena para la próxima vez que River recibiera a Boca en el Monumental. Como para seguir con el historial de inflables superclásicos que empezó en el 2008 con un Angelito Labruna y siguió en el 2010 con dos hinchas xeneizes prácticamente desnudas.

Entonces, después de diseñar el chancho en cuestión, llegó la hora de la confección y el apremio del tiempo. Según le confesaron a La Página Millonaria, la idea era que el inflable tuviera los labios pintados y alguna otra maldad que mejor ni contar. Pero entre las complicaciones del diseño y la falta de tiempo, se optó por simplificar la cargada a un simple chancho bonachón.

Ese que fue adoptado rápidamente por los 60.000 hinchas de River que colmaron el Monumental. Apenas el inflable empezó a elevarse producto del helio, tuvo un bautismo popular: "Riquelme, Riquelme", explotó la gente de River, mientras los hinchas de Boca no entendían qué era lo que pasaba. Claro, todavía no habían visto nada.

Recién unos minutos después, cuando el porcino Riquelme asomó su hocico por la Centenario alta, la tribuna visitante quedó atónita, perpleja, sin poder creer que un chancho gigante con la camiseta de Boca los sobrevolara. Ahí, el "Riquelme, Riquelme" volvió a tronar con fuerza por todo el Monumental.

Folclore, ingenio, fiesta. Un clásico de la gente de River en cada Superclásico. Lástima que aquellos que trabajan de hacer del fútbol un verdadero drama no lo hayan entendido de la misma manera: "Por favor, bajar al chancho, de lo contrario no comenzará el segundo tiempo", pidieron por altoparlantes -y en medio de las carcajadas de todo un estadio- los encargados de brindar seguridad.

Pero no contentos con ello, una vez que los hinchas de River desinflaron el chancho en la San Martín baja, la Policía incautó a Riquelme y se lo terminó llevando preso. Sí, insólito, increíble. En especial, porque en ese mismo momento en el que la Policía se ocupaba de semejante ridiculez, los empleados de la seguridad privada del club recibían una tremenda golpiza por parte de la barra de Boca. Poco importó, para esa altura los medios del mundo ya hablaban de la fiesta de River y el inolvidable chancho Riquelme

Todas las fotos del chancho y la fiesta del Superclásico, acá.

Mirá el video del chancho Riquelme:

El chancho que usó Roger Waters en el Monumental:

Últimos videos

Comentarios

Último Partido
Quilmes vs. River Plate
Torneo de Transición 2014
07/12/2014
Encuesta
¿Cómo evaluás el primer año de gestión de D'Onofrio como presidente?
Ver todas las encuestas