Por Javier García - 15/02/2009 - 20:03

El efecto Fabbiani

Cristian Fabbiani

Y pensar que alguien se animó a calificar a Abreu como el psicólogo de este River... ¿Qué dirán ahora de Fabbiani? Ojo, a diferencia del uruguayo, el Ogro es psicólogo desde los hechos, no desde la labia en el vestuario, que además mucho efecto no tuvo. Porque hasta que ingresó al campo, Jesús Méndez había borrado a Buonanotte, que tuvo una tarde marcada a fuego por el fastidio, y al Ogro le llevó sólo diez minutos que Méndez pasara del sobrio quite a un “callate nene”, que le espetó Fabbiani, para sacarlo lentamente de las casillas hasta el borde de la expulsión.
 
Durante la tarde, el termómetro rozó los 40 grados, una temperatura que al hombre que más masa corporal tiene no pareció hacerle mella y eso que casi jugó un tiempo completo. En cambio, sí afecto a Milton Caraglio, por ejemplo, que había sido intratable para la defensa de River en el primer tiempo. Lo cierto es que desde que Fabbiani clavó el segundo gol -un verdadero golazo- el Ogro fue el encargado de hacer que los jugadores de Alfaro se olvidaran del partido y fueran a la caza del ex Lanús, aunque sin éxito.

Pero esto es solo un ejemplo, porque desde que ingresó el hombre de los 102 kilos, Falcao también comenzó a aguantar más la pelota, Galmarini se animó (también contribuyó su gol esa liberación en el jugador), Ahumada puso lo que había que poner y de repente, Ferrari y Villagra clausuraron los laterales, algo que en el primer tiempo no había sucedido. Así como tampoco ni Rosales ni Falcao habían logrado marcar alguna diferencia. Aunque mientras Fabbiani aguantaba todo lo que le tiraban, Falcao y Ríos sí pudieron recibir más libres y ahí sí ayudaron a aumentar el desconcierto canalla. Un escenario totalmente impensado cuando terminaba el primer tiempo, en el que Central fue prolijo en lo táctico, a tal punto que River jamás pudo sentirse ni siquiera medio cómodo en el Gigante de Arroyito.

Sin embargo, desde el efecto-Fabbiani, River consiguió sumar su segunda victoria al hilo, algo que no ocurría desde el clausura 2008, cuando River le ganó a Olimpo, en el día de la consagración y la siguiente fecha a Banfield. Sí, hace más de siete meses. No termina de jugar bien el equipo, pero muestras cosas que antes no tenía. Este partido, el semestre pasado, River lo perdía por paliza. Pero ahora, tiene un tipo que aguanta la pelota y hace enloquecer a los rivales y, casi en la misma proporción, da tranquilidad a su equipo. ¡Cómo se necesitaba un tipo así por Dios! River, agradecido.

Foto: Fotobaires.

 
 
Último Partido
Estudiantes vs. River Plate
Torneo Final 2014
16/04/2014 - 17:10 hs

Jugador del partido: Chichizola

Chichizola
X
9.6
Promedio
3750
Votos
Calificá a los jugadores
 
Encuesta
¿Qué puesto creés que debería reforzar Ramón durante el próximo mercado de pases?
Ver todas las encuestas