Por Federico López - 03/06/2012 - 21:58

Los penales fueron el peor final para un partido pésimo

Sebastián Saja
VERDUGO. Saja contuvo el penal de Luis Vila y terminó con la ilusión. (FOTO: Fotobaires)

(Incluye video) River había tenido un muy mal partido, pero no había sido menos que su rival, que también estuvo en un pésimo día. Sin embargo, al Millonario no le salió ni siquiera la definición desde los doce pasos, donde estuvo a un tiro de ganar y se quedó sin nada.

La triste eliminación de River tiene una simple explicación. El Millonario le restó importancia al partido, llevó jugadores que no tenían rodaje y, por si fuera poco, atacó poco y nada durante los noventa minutos.

Es muy difícil ganar un partido cuando se intenta siempre de la misma manera: pelotazos a los delanteros, incluyendo a uno que mide 155 centímetros.

Obviamente, la pasividad de los dos equipos llevó a un cero enorme que derivó en los penales, el talismán de unos equipos y la maldición para otros.

En esa instancia, que algunos atribuyen su definición a la suerte y otros a la práctica, River pasó de la euforia y la ilusión a la desazón.

Primero pateó Leonardo Ponzio, después fue el turno de Rogelio Funes Mori para confirmar la ventaja por el penal atajado por Leandro Chichizola. Puro grito, sólo sonrisas hasta ese momento.

Pasó el tiro  de Lucas Ocampos y también el del Lobo Ledesma, y llegó la hora del último disparo. Daniel Alberto Villalva tuvo en su pie derecho la chance de llevar al equipo más grande del país a definir el título contra el rival de toda la vida.

Pero el Keko pateó feo, mordido, y su penal dio en el palo derecho de Sebastián Saja. Otra vez a remar en una noche que cada vez se ponía más oscura.

Después, lo de Luis Vila. Dirán que fue él quien decidió patear, pero resulta inentendible que nadie del plantel o del cuerpo técnico haya entendido que un pibe con dos partidos en Primera no puede ir a patear el sexto penal.

El resto es historia antigua: atajó el arquero de Racing y festejaron los de Avellaneda. Una nueva decepción para River, que no juega, no liga y no gana.

Mirá la definición por penales:

Últimos videos

Último Partido
River Plate vs. Ferro
Copa Argentina 2013-2014
27/07/2014
Encuesta
¿River debería ofrecer más de 5 millones de dólares por Pratto?
Ver todas las encuestas
Los penales fueron el peor final para un partido pésimo - River Plate - La Pagina Millonaria - Sitio 100% No Oficial
Por Federico López - 03/06/2012 - 21:58

Los penales fueron el peor final para un partido pésimo

Sebastián Saja
VERDUGO. Saja contuvo el penal de Luis Vila y terminó con la ilusión. (FOTO: Fotobaires)

(Incluye video) River había tenido un muy mal partido, pero no había sido menos que su rival, que también estuvo en un pésimo día. Sin embargo, al Millonario no le salió ni siquiera la definición desde los doce pasos, donde estuvo a un tiro de ganar y se quedó sin nada.

La triste eliminación de River tiene una simple explicación. El Millonario le restó importancia al partido, llevó jugadores que no tenían rodaje y, por si fuera poco, atacó poco y nada durante los noventa minutos.

Es muy difícil ganar un partido cuando se intenta siempre de la misma manera: pelotazos a los delanteros, incluyendo a uno que mide 155 centímetros.

Obviamente, la pasividad de los dos equipos llevó a un cero enorme que derivó en los penales, el talismán de unos equipos y la maldición para otros.

En esa instancia, que algunos atribuyen su definición a la suerte y otros a la práctica, River pasó de la euforia y la ilusión a la desazón.

Primero pateó Leonardo Ponzio, después fue el turno de Rogelio Funes Mori para confirmar la ventaja por el penal atajado por Leandro Chichizola. Puro grito, sólo sonrisas hasta ese momento.

Pasó el tiro  de Lucas Ocampos y también el del Lobo Ledesma, y llegó la hora del último disparo. Daniel Alberto Villalva tuvo en su pie derecho la chance de llevar al equipo más grande del país a definir el título contra el rival de toda la vida.

Pero el Keko pateó feo, mordido, y su penal dio en el palo derecho de Sebastián Saja. Otra vez a remar en una noche que cada vez se ponía más oscura.

Después, lo de Luis Vila. Dirán que fue él quien decidió patear, pero resulta inentendible que nadie del plantel o del cuerpo técnico haya entendido que un pibe con dos partidos en Primera no puede ir a patear el sexto penal.

El resto es historia antigua: atajó el arquero de Racing y festejaron los de Avellaneda. Una nueva decepción para River, que no juega, no liga y no gana.

Mirá la definición por penales:

Últimos videos

Último Partido
River Plate vs. Ferro
Copa Argentina 2013-2014
27/07/2014
Encuesta
¿River debería ofrecer más de 5 millones de dólares por Pratto?
Ver todas las encuestas