Por Marcelo X Flores - 24/07/2009 - 11:28

Diario de Viaje en Toronto

Cuando nos enteramos que la pretemporada de River era en Canadá, sabíamos que viajar iba a ser más difícil de lo acostumbrado.

Todo extremadamente lejos, kilómetros entre ciudad y ciudad, pasajes elevados y demasiados trámites administrativos para conseguir la visa. Pero nada es imposible y menos para esta banda de farsantes. El primer paso ya estaba, el sello canadiense estaba en nuestras manos.

Pudimos conseguir pasajes en un precio accesible sobre la hora, con horarios muy justos pero era la única opción que teníamos. Teníamos que rezar que ninguna combinación se retrace.

La primera curiosidad del viaje, que merece ser contada, ocurrió México. Al tener que hacer el cambio de avión, había una maquina en el aeropuerto que te detectaba la temperatura. Sólo con pasar cerca se reflejaba en una pantalla tu temperatura. Me marcó 37 grados así que pude seguir rumbo y al resto, mas o menos, le marcó lo mismo.

Los vuelos transcurrieron normalmente y ,por suerte, todos fueron puntuales así que llegamos a Toronto a las 15,30 hs. A sólo 4 horas del comienzo del partido…

Estabamos en Canadá y el segundo paso iba a ser migraciones; Nos íbamos a encontrar con una de las migraciones mas duras del planeta. Y encima nosotros teníamos que explicarle que íbamos a ver un partido de fútbol pero con un burdo ingles y el típico chamuyo de siempre, pasamos los controles.  

Con los minutos contados teníamos que conseguir hotel, entradas, acreditaciones, etc.… Por suerte conseguimos todo con la ayuda de Hernán Tofoni (Manager de la empresa que organizó el evento y nos ayudó en todo). Seguíamos corriendo y apenas el tiempo nos dejó cambiarnos y salir apurados para el estadio.

Llegamos al BMO Field, un estadio coqueto y distinto a cualquiera. Por empezar, había un gran bar con mesas y sombrillas atrás de los arcos. Cada tribuna tiene un patio de comidas y gran cantidad de venta de merchandising. A tal nivel de marcas y limpieza que se asemeja al de los mejores shoppings del mundo.  Ojala que algún día, la dirigencia que conduzca nuestro querido club, encare seriamente el tema gastronómico y copie los buenos ejemplos del mundo.

La rigurosidad en el trato a la gente demuestra que acá no se jode. Te dejan tomar birra pero si te ven borracho, te detienen directamente. También te dejan cantar pero si insultas, salís con una causa encima.

Sobre la hora del partido se juntó una linda bandita de argentinos, que le puso un poco de ruido a la noche. Como no podía ser de otra manera, rápidamente la seguridad los dispersó y mandó a cada uno a su asiento. Con los locales quisieron hacer lo mismo pero ellos, más previsibles, sacaron todas sus entradas en el mismo sector y pudieron seguir alentando. Las banderas de palo que tenían, se las sacaron.

El partido fue bastante malo aunque por ratos hubo algunos pasajes de fútbol más atractivos. Los pibes pusieron garra y la figura fue nuestro arquerito. Todo era tan tranqui, que fuimos a la conferencia de prensa. Sólo habló Gorosito y le hicieron 3 o 4 preguntas, una más irrelevante que otra.

La salida es otra de las grandes diferencias. En la puerta, nos esperaban una barra de cientos de taxis que desalojaron el estadio en minutos.

Volvimos al hotel, cena rápida en Mc y a reposar. A esa altura, casi desmayado después de casi 2 días de trajín. En este viaje loco me acompañaron, al igual que siempre, Claudio de El Palomar, Diego de San Justo y el Chacho de Villa Constitución que se sumó a esta travesía.

 

Últimos videos

Último Partido
River Plate vs. Millonarios
Amistosos 2014
16/07/2014 - 21:00 hs
Encuesta
Sobre el cierre de otro austero mercado, ¿te gustaría que volviera Aimar?
Ver todas las encuestas