Por Marcelo X Flores - 29/10/2008 - 01:40

Diario de viaje desde Jujuy

¡Buenas! Esta vez el fixture nos llevó a Jujuy, sin pelear por nada y con un River último en el campeonato.

Como ya soy viejo para soportar más de 20 hs. de micro, sumado a que estoy con un fuerte dolor de espaldas y que encima la diferencia en el precio no era tan grande, decidí viajar en avión y hacer más placentera la travesía. Obviamente surgieron los improvistos de siempre: tuve que pagar el doble de costo de remis porque estaba cerrado el Aeroparque y encima me comí una demora de 5 hs. por los tradicionales conflictos gremiales en los aeropuertos.

A la medianoche llegamos a Salta, y como era demasiado tarde para tomarnos un colectivo hacia Jujuy, utilizamos la única opción disponible que eran los remises compartidos. Las pálidas no terminan ahí; ¡A mí me tocó viajar con 3 bolivianos que, pasados en alcohol, me confesaron ser contrabandistas de CD´s y drogas! Y para colmo de males nos topamos con una multitudinaria peregrinación en la ruta que nos hizo seguir a paso de hombre, por lo que terminé llegando a las 5 AM a la terminal jujeña, hospedándome en el primer hotel que vi para pasar la noche.

Al mediodía fui a ver a un periodista amigo con el que compartimos gastos para poder, ahora sí, alojarnos en el hotel donde estaba el plantel, que estaba situado en el medio de la montaña, con una vista espectacular y una piscina que invitaba a quedarse a vivir en el agua.

Llegó la hora del partido, por lo que junto a Claudio de El Palomar partimos hacia La Tacita de Plata para colgar nuestras banderas en la tribuna. En el estricto cacheo policial nos encontramos con una ingeniosa novedad: todo lo que la policía decomisaba, lo etiquetaba con un número, y el dueño lo podía retirar luego de finalizado el partido. Unos minutos después arribó a la pequeñísima tribuna que nos dieron el resto de los compañeros de tribuna que vinieron desde todas partes del país.

El aliento al comienzo fue flojo porque la mayoría de los hinchas jujeños no sabía las canciones, pero a los 15 minutos llegó la hinchada y, al compás de los bombos, la tribuna se convirtió en una verdadera fiesta millonaria. El equipo desde adentro no transmite absolutamente nada, pero la gente no se contagia de esa amargura y alienta durante los 90 minutos. Salvo una pelea interna entre la barra del “Lobo”, todo transcurrió en orden y los hinchas pudieron regresar en los micros para Buenos Aires y las distintas provincias del norte argentino.

Yo, por un capricho de la aerolínea, me volví al día siguiente, pero contento por haber cumplido una vez más con mi querido River. Si mis viejos me quisieron internar cuando se enteraban que hacía este viaje, cuando les diga que voy a México a ver a un equipo que, según el propio técnico, tiene “ínfimas posibilidades de pasar de ronda”, me van a terminar encadenando.

Últimos videos

Último Partido
Lanús vs. River Plate
Torneo de Transición 2014
21/09/2014
Encuesta
De cara al Superclásico, ¿debería volver al equipo Eder Álvarez Balanta?
Ver todas las encuestas
Diario de viaje desde Jujuy - River Plate - La Pagina Millonaria - Sitio 100% No Oficial
Por Marcelo X Flores - 29/10/2008 - 01:40

Diario de viaje desde Jujuy

¡Buenas! Esta vez el fixture nos llevó a Jujuy, sin pelear por nada y con un River último en el campeonato.

Como ya soy viejo para soportar más de 20 hs. de micro, sumado a que estoy con un fuerte dolor de espaldas y que encima la diferencia en el precio no era tan grande, decidí viajar en avión y hacer más placentera la travesía. Obviamente surgieron los improvistos de siempre: tuve que pagar el doble de costo de remis porque estaba cerrado el Aeroparque y encima me comí una demora de 5 hs. por los tradicionales conflictos gremiales en los aeropuertos.

A la medianoche llegamos a Salta, y como era demasiado tarde para tomarnos un colectivo hacia Jujuy, utilizamos la única opción disponible que eran los remises compartidos. Las pálidas no terminan ahí; ¡A mí me tocó viajar con 3 bolivianos que, pasados en alcohol, me confesaron ser contrabandistas de CD´s y drogas! Y para colmo de males nos topamos con una multitudinaria peregrinación en la ruta que nos hizo seguir a paso de hombre, por lo que terminé llegando a las 5 AM a la terminal jujeña, hospedándome en el primer hotel que vi para pasar la noche.

Al mediodía fui a ver a un periodista amigo con el que compartimos gastos para poder, ahora sí, alojarnos en el hotel donde estaba el plantel, que estaba situado en el medio de la montaña, con una vista espectacular y una piscina que invitaba a quedarse a vivir en el agua.

Llegó la hora del partido, por lo que junto a Claudio de El Palomar partimos hacia La Tacita de Plata para colgar nuestras banderas en la tribuna. En el estricto cacheo policial nos encontramos con una ingeniosa novedad: todo lo que la policía decomisaba, lo etiquetaba con un número, y el dueño lo podía retirar luego de finalizado el partido. Unos minutos después arribó a la pequeñísima tribuna que nos dieron el resto de los compañeros de tribuna que vinieron desde todas partes del país.

El aliento al comienzo fue flojo porque la mayoría de los hinchas jujeños no sabía las canciones, pero a los 15 minutos llegó la hinchada y, al compás de los bombos, la tribuna se convirtió en una verdadera fiesta millonaria. El equipo desde adentro no transmite absolutamente nada, pero la gente no se contagia de esa amargura y alienta durante los 90 minutos. Salvo una pelea interna entre la barra del “Lobo”, todo transcurrió en orden y los hinchas pudieron regresar en los micros para Buenos Aires y las distintas provincias del norte argentino.

Yo, por un capricho de la aerolínea, me volví al día siguiente, pero contento por haber cumplido una vez más con mi querido River. Si mis viejos me quisieron internar cuando se enteraban que hacía este viaje, cuando les diga que voy a México a ver a un equipo que, según el propio técnico, tiene “ínfimas posibilidades de pasar de ronda”, me van a terminar encadenando.

Últimos videos

Último Partido
Lanús vs. River Plate
Torneo de Transición 2014
21/09/2014
Encuesta
De cara al Superclásico, ¿debería volver al equipo Eder Álvarez Balanta?
Ver todas las encuestas